Spanish English
Idiomas

Portapaz

sonrisa triste

Lo que muchas personas quieren saber ...

Respuestas a preguntas que muchos no hacen y que mortifican, producen ansiedad, causan estrés, deterioran relaciones interpersonales y calidad de vida

gente alegre

Mi caso y como lo resolví ...

Casos reales, de enfermedades o situaciones, resueltas positivamente, que pueden ser una guía que calme la ansiedad inicial del impacto al conocerse la situación que los aqueja.

Mi corazón dejo de latir; y salí adelante..

E-mail
Soy contador público y trabajo independiente, tenia 59 años en ese entonces. Ese día me levante a las 5 de la mañana como acostumbro a hacerlo, me senté a leer la prensa hasta las 7 de la mañana, cuando mi esposa e hija se levantaron y me invitaron a la mesa para tomar el desayuno. Mi esposa trabaja en la casa por Internet atendiendo clientes suscritos a un servicio de información comercial. Mi hija cursa estudios universitarios en la facultad de terapia ocupacional, ese día tenía clases a las 9 de la mañana.

Ya habíamos empesador el desayuno, hablábamos de los últimos acontecimientos que había leído en el periódico … "En realidad no recuerdo más; simplemente me desplomé y caí debajo de la mesa. Cuando desperté, cinco días después, estaba en el hospital". Supe despues que fuí víctima de un parocardíaco repentino (PCR), conocido también como muerte súbita cardíaca y según me explicaba el médico, el sistema eléctrico interno que controla el ritmo de los latidos del corazón simplemente deja de funcionar como debería. En cuestión de segundos, la víctima deja de tener pulso, pierde el conocimiento y luego deja de respirar debido a que el corazón no puede seguir bombeando sangre al cerebro y el resto del organismo eficazmente.

La muerte súbita cardiaca (PCR) Es una afección provocada por arritmias potencialmente mortales como la fibrilación ventricular, las cuales causan un número mayor de muertes que el cáncer de mama y de pulmón juntos en países como Estados Unidos. Se calcula que 95% de quienes la sufren fallecen antes de llegar al hospital.  En mi caso me salvó, “GRACIAS A DIOS” la presencia de mi esposa y mi hija en ese momento que me aplicaron reanimación cardiopulmonar inmediatamente ,maniobras de compresión en el pecho y respiración boca a boca. Allí estuve durante unos quince minutos, hasta que llegó el servicio de emergencias médicas que afortunadamente esta serca al lugar donde vivo.

Es muy importante saber diferenciar entre lo que es un paro cardíaco repentino y un ataque cardíaco o infarto de miocardio. No todo el que sufre un ataque cardíaco padece un PCR, que es causado por una anomalía del ritmo cardíaco. En un infarto de miocardio, el músculo cardíaco muere debido a una interrupción del suministro de sangre.

Los factores de riesgo relacionados con el ataque cardíaco son bien conocidos y se diagnostican fácilmente, tales como el colesterol alto, la presión arterial alta, la obesidad y la diabetes, los del paro cardíaco repentino no se detectan con tanta facilidad. Quienes hayan sufrido un PCR, tengan antecedentes familiares de infarto de miocardio o de muerte súbita cardíaca o bien padezcan insuficiencia cardíaca corren el mayor riesgo.

Desde el preciso instante en que alguien sufre un PCR, cada segundo cuenta. Por cada minuto que transcurre sin que se atienda al paciente disminuyen las probabilidades de que sobreviva . El problema es siempre que personal médico capacitado responda cuanto antes. Contar con un desfibrilador externo en cuestión de segundos siempre ayuda, ya que este detecta las irregularidades en las contracciones del corazón y administra automáticamente descargas eléctricas para restablecer el ritmo cardíaco normal.

Las causas más importante son las enfermedades cardiovasculares. Toda alteración de la función cardiaca sea por un infarto antiguo, o la dilatación del corazón por diversos orígenes, una válvula dañada, una inflamación de larga data (Miocarditis) o anormalidades genéticas congénitas que afectan el músculo del corazón, pueden generar la muerte súbita.

En los primeros casos, es decir cuando el corazón esta grueso (Hipertrófico), o dilatado; aumentado de tamaño, se pueden ver estos daños en exámenes de imágenes diagnosticas como el Ecocardiograma, que permite al cardiólogo observar si las cavidades cardiacas tienen anormalidades que predisponen a muerte súbita.

En otro grupo, en especial de jóvenes o adultos jóvenes aun niños, puede la estructura del corazón ser completamente normal entre comillas, pero tener anormalidades a nivel casi molecular de la conformación de este órgano que no se pueden ver, y que pueden ocasionar la muerte súbita. Estas son las comentadas por allegados “Pero por qué, si todo estaba bien”. Es en estos casos donde la evaluación a fondo de la historia familiar de hermanos, tíos, primos, padres que fallecieron de manera repentina inesperada y natural, información obtenida en el interrogatorio por parte del médico que debe complementarse con evaluaciones clínicas a fondo.

La Muerte Súbita constituye un verdadero problema de salud pública, que afecta incluso a atletas de alto rendimiento como hemos sido testigos recientemente, con los jugadores de fútbol. Por lo tanto el tomar una conciencia de prevención integral que incluya modificar hábitos de vida saludable, un chequeo previo a la práctica del deporte y entrenamiento de la comunidad en general en técnicas de Reanimación constituyen las medidas recomendadas para salvar vidas. Así como contamos con un extinguidor para potenciales incendios en la casa, la oficina, o el carro, así deberían existir dispositivos de reanimación en la vecindad de un lugar en donde muy pronto podría ocurrir un Paro cardiaco y sobrevenir para todos una “Muerte Natural”.

Hoy, 10 años despues, me siento muy bien de salud, este episodio cambío por completo mi forma de vida, controlo el licor, no fumo, me cuido con mi alimentacíon, hago ejercicio todos los dias 1 hora, tengo controlado mi peso, me hago chequeos médicos periódicos. Poco a poco perdí el miedo inicial que me estaba volviendo loco, solo pensaba en que hiba a morir a cualquier momento, mantenía acompañado, y la soledad me atormentaba hasta el punto de no poder consiliar el sueño. Nunca los médicos descubrieron uana causa que explicara mi caso, por completo, tenía un sobrepeso pequeño 10 kilos, todos los exámes de laboratorio estaban bien, la tención arterial controlada, por parte de mi familia solo un hermano de  había muerto de un innfarto al miocardio, pero explicable por su vida desordenada.

Comentarios 

 
0 #1 Pedro Nel 14-06-2011 15:58
En mis tiempos una persona moría de un momento a otro y se pensaba que era un castigo divino, la ciencia no había descubierto nada al respecto, hoy ya se tiene claridad de lo que pasa.
Citar
 

Boletin Portapaz

Registre su correo y reciba boletines periódicos con las novedades de este portal.
Usted esta aqui: Casos resueltos Casos Médicos Mi corazón dejo de latir; y salí adelante..