Spanish English
Idiomas

Portapaz

Vi al novio de una amiga, besándose con otro hombre. ¿Qué debo hacer?

E-mail

Contextualización

Las relaciones bisexuales son cada vez más comunes y más visibles debido a las libertades sexuales que se están institucionalizando con fuerza en la sociedad. Hoy es muy corriente encontrar a jóvenes del mismo género involucrados en una relación afectiva, no sólo los vemos en la calle, sino en los centros universitarios, escenarios deportivos, actividades laborales, en fin, en un sinnúmero de lugares.

Lo que es sorprendente es ver a un joven conocido involucrado en una relación con otro hombre, máxime cuando es el novio de su amiga, situación que no es fácil de asimilar, en tanto usted los tiene visualizados como pareja heterosexual.

Lo mejor que puede hacer inicialmente es tratar de tomarlo con tranquilidad, pensando muy bien las acciones a seguir y la prudencia respecto a la decisión que tome. Puede suceder que se siga sorprendiendo al saber que su amiga quizás conozca la situación y esté de acuerdo con ese triangulo amoroso.

Profundizando en el tema

Hoy día la expresión de la sexualidad se esta haciendo de una manera más abierta y diversa, de modo que se encuentran muchas parejas heterosexuales que pactan la infidelidad concertada, es decir la posibilidad de vincularse en el “juego amoroso” con otra persona a la vez, que puede ser del mismo género, a fin de experimentar el placer que proveen las oportunidades.

La homosexualidad como atracción erótica hacia personas del mismo sexo, no necesariamente termina en genitalidad, es decir que se pueden tener contactos homosexuales sin que haya relaciones sexuales. La homosexualidad puede ser consciente o inconsciente, cuando es consciente generalmente hay relaciones sexuales. La homosexualidad cumple con patrones similares a los de la heterosexualidad: Se cuenta con pareja sexual afectiva por ser una relación bilateral, termina en cópula, particularmente la masculina se espera que los dos miembros de la pareja hallen gratificación. Por tal razón, dejó de ser considerada como un desorden mental, de modo que actualmente se considera que la homosexualidad, no son más que aspectos diferentes de la amplia gama de la sexualidad humana.

Estamos en la era del ¨es unisexo¨, por lo que se elaboran productos similares como ropa con diseños que pueden usar ambos en razón a que los papeles socioculturales tienden a unificarse en ambos sexos no diferenciados socioculturalmente, situación que está siendo cada vez más común, al punto de hacer ver la práctica de la heterosexualidad como una rareza. Hoy día los jóvenes son cada vez más femeninos que antes, los cortes de pelo, la ropa, los coloreas so más generalizados hacia el sexo masculino, pero con ello han vendo también las decisiones por el gusto hacia personas del mismo sexo.

Otras formas de relación triangular, están asociadas a la homosexualidad facultativa, que se trata de personas que eligieron la bisexualidad, con predominio de una heterosexualidad promiscua, involucrando una homosexualidad ocasional, especialmente cuando se esta en estado de embriaguez o bajo los efectos de sustancias psicoactivas, que hacen que la persona pierda el control de la situación y se desinhiba sexualmente a límites insospechados por él mismo.

En otras ocasiones, se trata de personas que están entrando al ambiente homosexual y se hallan en proceso de definir su identidad de género o ya lo hicieron, pero no se atreven a declararse abiertamente como homosexuales, por lo que prefieren mantener también relaciones de pareja heterosexuales, para encubrir su homosexualidad. Tales personas se sienten atraídas hacia personas de su mismo sexo, como parte de una homosexualidad reactiva situacional entre personas que comparten mucho tiempo, lo cual puede desaparecer al modificar el ambiente que la genera.

En todo caso el estar involucrado en el continuo entre heterosexualidad y homosexualidad, pone a tales personas y sus parejas, en condición de personas en alto riesgo en salud tanto psicológica como física y se debe tener especial cuidado ante la posibilidad de adquirir una enfermedad de transmisión sexual o SIDA.

Qué hacer?

¨Quien encuentra un amigo, encuentra un tesoro¨. La amistad es en realidad un tesoro que es necesario cuidar y proteger para que permanezca en el tiempo y cada día esté más fortalecida. No es fácil encontrar un amigo y cuando se halla se espera que en esa limpia relación de amistad haya confianza, honestidad, buenos deseos y apoyo mutuo como parte del proceso de realización personal. El amigo es el que dice la verdad a tiempo, por más difícil y dolorosa que esta sea. La amistad esta cimentada en los más profundos principios y valores. La amistad no es cómplice, no oculta, no engaña, no se alegra de las cosas que pueden herir a la otra persona. En una verdadera amistad hay fidelidad y hay lealtad. De modo que cuando hay amistad se acompaña en situaciones alegres y en las duras, se ayuda a la otra persona para comprender y sobrellevar alguna situación que le puede lesionar.

Orientación psicológica:

Sea asertiva para comunicarle a su amiga, así que debe buscar el momento oportuno, el lugar adecuado y los términos pertinentes, sin hacer comentarios, ni juicios, de a conocer la situación de modo que ella al estar enterada tenga la oportunidad de darle el mejor curso a su relación con base en la concepciones que tenga al respecto, su sistema de creencias y las expectativas frente a la relación.

Orientación espiritual:

Siendo fiel a sus principios y valores y, respetando el sistema de creencias de su amiga, comparta con ella la idea de mantener relaciones afectivas con personas en yugo igual, lo cual significa que la pareja actual u otra en el futuro comparta la misma fe y prácticas espirituales, de manera que logre tener una relación afectiva clara y honesta, donde ambos se construyan como personas.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Usted esta aqui: Inicio