Spanish English
Idiomas

Portapaz

Mi hijo me acaba de confesar que es gay; siento que se me acaba la vida. ¿Que hago?

E-mail

Contextualización

Hoy día es muy común encontrar más y más personas que están declarando sus preferencias por personas del mismo género, lo cual no deja de sorprender incluso a aquellos que ya viven ese estilo de vida.

La invasión de los medios de comunicación está logrando modificar los patrones tradicionales de conducta en muchos campos incluyendo la identidad de género. Los jóvenes están siendo bombardeados por millones de información a través de los nuevos medios de comunicación y ya es muy fácil advertir en las calles tan variados grupos juveniles con características tan diferentes, que han sabido copiar de otras latitudes a través de la internet. Incluso los juegos de los jóvenes incluyen retos para moverse continuamente de la heterosexualidad a la homosexualidad como parte de la modernidad.

Ser padres hoy día supone retos para los cuales no se estaba preparado y la tendencia a la homosexualidad de algunos hijos e incluso padres, es una de las situaciones que ponen a prueba las creencias, afectos y valores de una familia.

Profundizando en el tema

Comúnmente los términos sexo y género, se usan para referirse a lo mismo, sin embargo, el sexo hace referencia a las características biológicas en términos de diferencias anatómicas y fisiológicas que se desarrollan en las bases de los genes presentes en la concepción, mientras que género, hace alusión a todo lo relacionado con ello, como los roles, el comportamiento, preferencias y otros aspectos que determinan si se es hombre o mujer en el entorno cultural. Hoy día se plantea que la masculinidad y la feminidad son dos dimensiones independientes pero no opuestas, en tanto la atención se esta centrando más en la construcción de un sujeto social.

La identidad de género, es decir la identificación que una persona hace sobre sí misma como hombre o mujer, dependen en gran medida del proceso de aprendizaje pormenorizado de los estereotipos asociados con ser hombre o con ser mujer que existen en la cultura.

Las personas homosexuales están haciendo reclamación de sus derechos para vivir la vida que han elegido sin ser sometidos a discriminación, sino con la insistencia de ser reconocidos como sujetos sociales, como ciudadanos que cada día más y más están logrando permanecer en sus sitios de trabajo, en la escuela y por supuesto en la familia como miembros importantes.

Al margen del énfasis en la diferenciación de género los niños se empiezan a asumir como unos u otros aproximadamente a los dos años de edad y su autopercepción empieza a configurarse por la retroalimentación cultural. La investigadora Bem, en Baron, 1998, sugirió que los niños tienen una predisposición generalizada para organizar la información sobre sí mismo con base en los lineamientos culturales del comportamiento, que como señalamos antes están siendo cambiadas de manera significativa en estos tiempos. Cuando el niño aprende a identificarse a sí mismo como niño o niña esta ya preparado para aprender los roles apropiados para cada uno. Es decir, que como personas tienen una autopercepción subjetiva de ser hombre o mujer ya sea porque se identifican desde su sexo biológico o porque se identifican desde el género construido culturalmente.

Pero hay personas que desde muy niños sienten que a pesar que su dotación biológica lo marca como niño o niña, ellos se sienten y desean ser y vivir como lo contrario, por lo que es probable que desarrollen una frustración encubierta, que se revela una vez han crecido y tienen suficiente dad y elementos para decidirse por ser personas de su mismo género.

Otro aspecto que ha venido influyendo en la escogencia de género no exclusivamente asociada al sexo biológico es que con las conquistas de las mujeres en diferentes campos y áreas de la vida, las imágenes de hombres y mujeres se han ido haciendo cada vez más semejantes, dándose con más fuerza en un tipo de atributos que en otros. La tipología de la mujer ha venido incorporando muchos rasgos tradicionales masculinos, lo mismo que el hombre joven en especial ha venido incorporando rasgos que corresponden a lo femenino aunque no en la misma intensidad.

Al margen de lo que tradicionalmente se conoce como masculinidad o feminidad del hecho de ser hombre o mujer, se está enfatizando el carácter socialmente construido de estas consideraciones de rasgos, expectativas, etc.. y cómo su asociación con uno u otro se ha debido más a razones de tipo social, histórico, económico, etc… que a diferencias inherentes a los hombres o a las mujeres. De acuerdo con ello, la adaptación psicológica de una persona depende de que posea tanto características masculinas, como femeninas que le den capacidad de comportarse de un modo flexible según la realidad lo requiera.

Comprensión con actuación

Aunque se trata de una situación muy difícil e inesperada para usted y seguramente para su familia, es muy importante que trate de mantener la calma y no se precipite en sus juicios hacia su hijo o en recriminaciones hacia usted o su pareja. Tómese unos días para que todos elaboren la situación, incluyendo a su hijo para quien probablemente no fue fácil arriesgarse a confesarle la situación. Si logró decírselo es porque de alguna manera los lazos de comunicación entre ustedes permanecen y es necesario que él vea en sus padres una figura de confianza, en tanto que ello le dará seguridad personal y se creará la oportunidad para dialogar civilizadamente sobre el asunto.

Sin desconocer que para los padres con formación de valores tradicionales no es fácil la situación, es indispensable que ustedes generen un clima familiar de que si bien en principio no comparte su decisión, la respetan y que lo reconoce como hijo en su esencia como ser humano, como persona con cualidades, como alguien a quien aman independientemente de las decisiones.

En un clima de diálogo y escucha activa es conveniente que todos puedan expresar los sentimientos que experimentan definiendo con claridad las razones y características por las que su hijo cree que es gay, porque pudiera ser que esté confundido respecto a su identidad de género. Asunto que hay que tratar con mucho tacto y prudencia de modo que no se lastimen los sentimientos y se resquebraje la relación familiar.

El apoyo psicológico afectivo que ustedes como pares le brinden va a permitirle consolidar el autoconcepto, constituyéndose en un aspecto clave para lograr el ajuste como persona.

Alternativas de acción externas

Orientación psicológica:

La atención psicológica implica total confidencialidad, el respeto por el sistema de valores y de creencias. La orientación se realiza dentro de la ética profesional y las decisiones que se tomen están centradas en las personas que son atendidas. Un aspecto muy importante es que las personas estén en disposición de recibir apoyo. En todo caso, dependerá de las características particulares del contexto y de la persona, de sus expectativas y de su sistema de creencias. Usted puede decidir si prefiere asesoría cara a cara o virtual y si prefiere ser atendido por un psicólogo o por una psicóloga.

Orientación espiritual:

El apoyo espiritual es una alternativa que le puede ayudar a cubrir los vacios que experimenta y a comprender mejor las situaciones. Puede hacer parte de la asesoría psicológica o puede ser independiente de ella de acuerdo con su sistema de creencias.

Le sugerimos que se asegure de asesorarse de una persona equilibrada espiritual y psicológicamente.

Estamos para brindarte la atención profesional que requiera. Decida ahora, revice el directorio de profesionales en este sitio.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Usted esta aqui: Inicio