Spanish English
Idiomas

Portapaz

Mi esposo vive con el fantasma de los celos y me acusa falsamente, ¿qué hago?

E-mail
Por más que la situación la esté llevando al límite, debe usted mantener la calma de manera que pueda pensar acerca del sentido real de la situación, es decir, poder descubrir la verdadera causa o razón de los celos y de las acusaciones de las que es víctima. Tómese un tiempo para tratar de entender la situación. Analice la situación en si misma, sus componentes y características, deténgase en evaluar qué sucede cada vez, antes que su esposo la acuse y también reflexione acerca de cómo reacciona usted ante la situación. Esta cadena de sucesos puede estar caracterizada por factores que aún usted no ha notado y quizás al hacerlo podrá usted entender que es lo que origina la situación y qué hace que se mantenga esa conducta que para usted esta resultando desesperante. Es probable que descubra que usted está ayudando a que tales escenas de celos se perpetúen.

Profundizando en el tema

Los celos son un sentimiento natural y surgen cuando se teme perder la posesión del ser amado. La persona celosa siente miedo de ser abandonada o de perder su honor, los celos no siempre son consecuencia de un gran amor. La psicología define los celos como un estado emotivo de tipo ansioso caracterizado por los continuos sentimientos de desconfianza y de sospecha en las relaciones con la persona amada. Cuando el origen es agudo, hay que buscarlo en situaciones neuróticas o en psicopatías. La persona celosa es generalmente un neurótico el cual proyecta sobre los otros sus propias tendencias a la infidelidad que en otros le parecen perfectamente posibles aún cuando sean en realidad totalmente injustificadas. La persona celosa, sin causa, es una persona neurótica, fuertemente centrada en si misma, que sólo se curará saliendo de si.

Los celos en un adulto se constituyen en una conducta altamente criminógena. Es un sentimiento egoísta inspirado en la duda y la inseguridad. Es una vivencia dolorosa de inseguridad que moviliza la rabia y los sentimientos destructivos. Los celos surgen en quien se cree dueño de la posesión de otra persona, con exclusividad sobre cualquier otro. Los celos se basan en la mala comprensión del amor y su objetivo es poseer la voluntad del objeto amado, con exclusión del rival que en los casos más patológicos puede ser la misma persona que es objeto de celos.

Según Melania Klein, los celos con presencia real del alguien más, son una relación triangular en la cual una de las partes quiere la posesión total del otro, con exclusión total del tercero. En estas circunstancias, los celos son una relación de objeto total. El esposo quiere la posesión total de la esposa con aniquilación total del rival o amante. El amate por su parte, también quiere la posesión total de la mujer, con exclusión total del esposo legítimo. Igual ocurre en la relación triangular entre esposa amante y esposo.

En los celos y tienen un componente libidinal que llega a la voracidad de poseer todo lo bueno que tenga relación con el objeto amoroso, sin considerar las consecuencias

La persona celosa sufre un máximo tormento por la frustración amorosa, pues siente amor y se cree no correspondido, o lo que es peor, falsamente correspondido, siente ira con deseos destructivos pero es consciente de su impotencia, lo que lo va destruyendo.

Los celos surgen de un modo concreto, con base en un hecho que inquieta a la persona celosa y a partir de un momento preciso en el tiempo. La persona celosa recuerda el día y el hecho con los que se iniciaron sus celos. El hecho puede ser real o imaginado alrededor de alguna situación en particular. El esposo puede haber imaginado que los viajes frecuentes de trabajo de su esposa no obedecían necesariamente a ello, sino que seguramente ella tenía allí a alguien con quien le era infiel y mantuvo esta idea a lo largo del tiempo sin haberse atrevido a contrastarla con la verdad. Es decir que su esposa se sacrificaba por largos y pesadas jornadas laborales para traer dinero a la familia. Así que una mirada, una llamada, una frase, un recuerdo, un olvido, una observación, un chiste, un carraspeo, un regalo, un suspiro, una sonrisa, una alusión, cualquier cosa, es suficiente para que el celoso desate en imaginaciones y subsecuentes falsas acusaciones hacia la esposa, al límite de incluso proponerle situaciones en las que él pudiera comprobar sus sospechas, como llegar a proponerle la¨ infidelidad concertada¨ o practicar ¨swingers¨ o relaciones de tres personas o similares, con el ánimo de provocarla a la tentación, de modo que si ella aceptaba, tendría los reales motivos para ¨comprobar¨ su celos motivados en su propia imaginación.

El celoso inicia una lucha interna, en la que alternan las sospechas, las dudas, la confirmación y la negativa, en las cuales se debate. Empieza por tener una actitud de cautela interpretativa, en la que a cada hecho le da un valor especial, para iniciar la alarma y el incendio de su alma, avivados por los celos. La dialéctica celosa es siempre intrapersonales, es decir que la misma persona celosa se habla a ella misma y se dialoga y se cree sus imaginaciones como hechos reales.

Los celos surgen a raíz de un comportamiento que el celoso interpreta como traición y posible pérdida del ser amado. Aparece en él un fuerte sentimiento de inseguridad que le genera temor de perder al ser amado. Duda sin pruebas y no cree con pruebas, porque duda y cree el engaño, además en aquel muy egoísta, está muy interesado en comprobar que su hipótesis es cierta, más allá del aparente amor que se cree podría estar motivando los celos, lo que conforma el brote neurótico¨. Surgen en su mente los más crueles pensamientos llenos de ira y de venganza, que van desde el suicidio, pasando por el suicidio ampliada (matar a la familia y a él mismo) hasta el homicidio del rival y algunas veces del ser amado. Las personas celosas llegan a cometer delitos que incluyen lesiones personales, desfiguración facial, entre otros.

El celoso cree todo y duda todo, sufre y hace sufrir, ama y odia, actúa y se inhibe, pide conceptos que no escucha y escucha opiniones que no consultó, en su mente, perdón y venganza se entremezclan, pierde y gana, su orgullo y su egoísmo se fortifican, a la par se siente humillado y vencido. Habla de la indignidad de su esposa, pero tiende a desquitarse de ella con un nuevo romance que le permita la reivindicación y le dé celos a su ser amado. En síntesis, entra en una ambivalencia fatal, porque el celoso nunca sabe por dónde va, ni qué persigue, su vida se desintegra y con o resultado toma actitudes y posiciones que antes criticaba, puede fumar en exceso o beber en exceso, descuida sus deberes, acude a fiestas o se sumerge en la lectura para llenar su mente de personajes e ideas que le permitan olvidar o evadir la situación.

De acuerdo con su personalidad e historia de aprendizaje, puede asumir diferentes conductas para afrontar la realidad, tales comportamientos pueden ser implorante, indiferente, recriminarte, resignado, vengativo o de superación.

Comportamiento implorante:
En la conducta que llama a la compasión, que implora cariño. Aquel celoso que acepta las migajas. Es un cobarde con una agresividad latente escondida, que espera el momento para cobrar ganancias. Adopta una actitud doliente, quejumbrosa, es persistente hasta el cansancio, no le importa ser ofendido y despreciado, él sabe constreñir y hacer sentir mal al otro, quien puede terminar con sentimientos de culpa, en últimas es un manipulador.
Comportamiento indiferente:

Propio de personas orgullosas, duras, introvertidas que sufren sin demostrarlo, son herméticas y no comentan nada con nadie. Ante su problema se tornan hoscas, indiferentes, eliminan las relaciones sexuales, no hablan, se encierran o huyen a su hogar paterno. Ante tal indiferencia, la esposa celada, termina por indagar qué ocurre, por supuesto ella no sabe la cusa porque no ha incurrido en ninguna infidelidad, pero se la imagina, entonces se indigna y termina por establecer todo contacto, con lo cual se agrava la situación hasta la separación definitiva.

Comportamiento recriminante:

Propio de personas impulsivas, agresivas y dominantes. La recriminación violenta e insultante, humillante, está presente en estos celosos, que pueden llegar a la agresión física. La ironía, las risas sarcásticas son armas usadas por estas personas, que han hecho objeto de su amor tiránico, orgulloso y violento a su atormentada pareja. Llega a difamar de su esposa incluso ante sus propios hijos para ponerla en un concepto por debajo de lo real, es capaz de llamarla arpía y bruja con tal de justificar sus propias inseguridades y negligencias en la relación. Son los neuróticos cuyos celos desbordan la conducta que imaginan y desde la que acusan falsamente a su pareja para justitificar su propia conducta a la que autocalifican como recta.

Comportamiento resignado:

Es propia de personalidades pasivas, realistas y algo depresivas. El cónyuge que se cree engañado hace una retirada silenciosa y resignada, sin reclamos, toma una actitud masoquista, deja de comer, se dedica a beber o a otros vicios. Le dá toda clase de libertades al ser amado para que no tenga ninguna queja ni reproche de él, lo que realmente le facilita al otro la infidelidad. Finalmente se aleja del que considera traidor y en su depresión intenta un suicidio silencioso que generalmente explica mediante una carta que deja al ser amado, mientras que a los demás familiares les pide resignación y que no culpen a nadie por su determinación. Es un celoso mártir.

Comportamiento vengativo:

Usa la ley del talión: a infidelidad supuesta, infidelidad real; no le importa quien sea, lo importante es lograr celos en el cónyuge supuestamente infiel. Analíticamente se sabe que estas personas ya eran infieles de pensamiento y de deseo y que lo único que hicieron fue buscar un motivo para justificarse, lo que logran proyectando su infidelidad a su cónyuge. Esta conducta da al traste con el amor y con cualquier vínculo existente.

Comportamiento de superación:

Es la respuesta lógica y razonable, consistente en el análisis sereno que de su situación hace el cónyuge ofendido, ante la cual se propone por todos los medios, recuperar el amor del infiel, mostrándole nuevos valores, sin discriminaciones. En forma inteligente procura ganarse a su cónyuge, sin renunciar nunca ala batalla ni darse por vencido, solamente superando aquellos problemas que le han hecho perder puntaje ante su cónyuge infiel. Es la conducta menos frecuente, sólo en personas equilibradas y maduras, es observable.

Comprensión con actuación

Genere o permita la oportunidad para poder hablar con su esposo abierta, clara y tranquilamente sobre la situación, empleando el tono de voz, los términos adecuados y precisos., así como una postura corporal dispuesta para la escucha. Es importante que ambos puedan expresar sus pensamientos y sentimientos al respecto, esto ayudará a aclarar la situación y a ayudará para que haya una mayor compenetración y comprensión mutua.

Acuerden con su pareja aquellos aspectos en los que cada uno espera mayor comprensión y en los que cada uno logrará autocontrolar .

Establezcan en conjunto las actividades que podrían empezar a recuperar o a innovar en la relación.

Es importante que programen visitas y controles psicológicos cundo identifiquen que la conducta de celos pasó a ser un episodio neurótico.

Apoye el autoconcepto de su esposo y exprésele genuinamente el amor que siente por él. Esto lo hará sentir más valorado y seguro de sí mismo.

Cree la oportunidad para hablar con sus hijos y explicarles las características de la etapa que atraviesan de manera que ellos puedan comprendan e incluso asuman una actitud de apoyo.

Practicar el genuino perdón con alternativas para el cambio de comportamiento es una de las opciones que permitirá renacer la relación.

Alternativas de acción externas

Orientación psicológica: Acuda cuando

Le es muy difícil convivir en esas condiciones.

A pesar de conocer sobre el tema la situación está interfiriendo seriamente con sus actividades familiares, sociales y laborales.

Las relaciones familiares se han deteriorado y no logra organizar la situación armónicamente.

La atención psicológica implica total confidencialidad, el respeto por el sistema de valores y de creencias. La orientación se realiza dentro de la ética profesional y las decisiones que se tomen están centradas en las personas que son atendidas. Un aspecto muy importante es que las personas estén en disposición de recibir apoyo. En todo caso, dependerá de las características particulares del contexto y de la persona, de sus expectativas y de su sistema de creencias. Usted puede decidir en conjunto con su pareja si prefieren asesoría cara a cara o virtual y si prefiere ser atendido por un psicólogo o por una psicóloga. Asegúrese de consultar con un profesional con experiencia en el tema y que cuente con equilibrio psicológico.

Orientación espiritual:

El apoyo espiritual es una alternativa que le puede ayudar a cubrir los vacios que experimenta y a comprender mejor las situaciones. Puede hacer parte de la asesoría psicológica o puede ser independiente de ella de acuerdo con su sistema de creencias.

Le sugerimos que se asegure de asesorarse de una persona equilibrada espiritual y psicológicamente.

 

Comentarios 

 
0 #6 SOFIA 17-11-2011 14:30
:sigh: SOFIA
TENGO 23 AÑOS DE CASADA Y MI ESPOSO TODA LA VIDA HA SIDO UN INSEGURO ES MUY CELOSO NO DUERME TRANQUILO POR QUE LO ATORMENTA LOS SUEÑOS DE MIS SUPUESTAS INFIDELIDADES ME TIENE TAN TRISTE NUNCA LO HE ENGAÑADO HA SIDO MI UNICO HOMBRE NO SE QUE HACER Y ES MUY NEUROTICO SE ENFADA CON TODO Y POR TODO LO BUENO QUE HACE LO DAÑA CON SU FORMA DE SER
Citar
 
 
0 #5 frustrada 13-05-2011 00:51
Me siento frustrada, ya que mi esposo me hace miradas insinua que lo engaño, eso me hace sentir mal, muy mal, siento que el amor que me tenía no existe cuando se comporta de esa forma, pienso en mis hijos, no se que hacer.
Citar
 
 
0 #4 La desesperada 08-03-2011 09:09
Porque sucede esto ? ya se que arriba ponen una explicacion de miedo de perder al ser amado, pero yo pregunto, no es cierto que esa situacion acabara alejando a la persona amada en dedefinitiva ?y bueno yo diria dizque amada , porque pongo en duda hacerle una cosa asi y destruir las ilusiones y la vida de una persona que se ama .
Citar
 
 
+1 #3 gladys labbe 27-12-2010 15:38
hola, bueno con respecto a este tema, despues de 25 años de estar con m i marido resulta que me separo, el tema la desconfianza enfermiza de el, lo mas triste que hace unos menos recien lo vengo a asociar con celopatia, me abrieron los ojos en mi trabajo con respecto a este tema porque yo antes nunca habia oido hablar de esto, trabajo con profesionales de la salud, y cuando ya no pude mas y conte lo que me pasaba, me hicieron reflexionar sobre lo que me estaba pasando, por mas que yo hiciera lo que hiciera siemprfe hiban a existir los malditos celos, jamas hubiese sido capaz de engañar a mi marido porque realmente lo amaba mucho, hasta mis hijos me decian que queria mas a su padre que a ellos, pero buscaba y buscaba hasta que encontro algo que le sirvio para que su mente pudiera afirmar lo que en realidad nunca fue, he sufrido mucho, he salido lastimada, pero creo que ninguna mujer debe dejarse humillar por celos.
Citar
 
 
0 #2 Rosa Marina N 14-12-2010 15:04
Trabajaba en una importante empresa y fueron tanto los celos de mi marido que me tocó que renunciar para evitar los escandalo. Se sometíó a un tratamiento psicológico pero no logró superarlo y finalmente me toco que separarme y practicamente enconderme en otra ciudad para poder vivir tranquila. Hoy cinco años despues el ya tiene una nueva relación y nos hemos vuelto a hablar alrededor de nuestro hijo.
Fué una relación horrible y frustante que no he podido superar. Les aconsejo se fijen muy bien en esto, empiezan con celos tontos y aparentemente superables y terminan haciendo la vida imposible. En mi caso creo que los que más influian era su familia que nunca lo dejo obrar con libertad.
Citar
 
 
+1 #1 Maria Angélica 09-12-2010 09:31
Me da miedo esto, porque mi novio aparte de ser celoso en extremo es agresivo y le tengo miedo, le he terminado varias veces pero el insite y me hace la vida imposible. No se como, porque el trabaja, pero conoce todos mis movimientos, mi familia está enterada y están tratando de ayudarme.
Citar
 
Usted esta aqui: Inicio