Spanish English
Idiomas

Portapaz

Buenos profesionales

Acerca de las respuestas ...

Las respuestas a preguntas formuladas, son contestadas por profesionales de diferentes áreas que dan una orientación en cada caso mostrando las diferentes alternativas a seguir. No son una solución definitiva, sino una guía que orienta, calma la ansiedad del momento, tranquiliza y traza caminos en búsqueda de soluciones definitivas y exitosas a problemas que nos agobian y que por su naturaleza nos hes difícil comentarlos con cualquiera.

A veces siento dolor en el pecho, ¿que debo hacer?

E-mail
El dolor en el pecho o dolor torácico, es una de las quejas más frecuentes en la consulta médica hoy en día. Este, por ser comúnmente relacionado con patología cardiovascular, produce alto nivel de ansiedad en personas que lo presenten, sin embargo, se debe tener claro que además de esta, son muchas otras causas que pueden producir un cuadro de este tipo, algunas graves, algunas no tanto, por lo cual en primera instancia debe procurarse recibir asesoría medica.

El dolor torácico es, por definición, la presencia de cualquier molestia o sensación anómala a nivel del tórax. La dificultad de este síntoma radica en las múltiples causas que pueden causarlo, pues la caja torácica alberga órganos de vital importancia tales como el corazón, los pulmones y parte del tracto gastrointestinal, además de grandes vasos sanguíneos (arteria aorta, arterias pulmonares y bronquiales), tejido muscular y óseo, siendo cualquiera de estos el posible origen del dolor.

El diagnostico de esta entidad requiere de una evaluación amplia y detallada, con el fin de especificar la localización, la severidad y las características especificas del dolor. Son muy pocos los síntomas que sugieren una urgencia tan obligatoria como lo es el dolor torácico, sin embargo, el infarto cardíaco que es el principal miedo en la población, no es la principal causa, y es por esto que se deben descartar otras posibilidades. Cuando se encuentre en un episodio de dolor, no cometa el error de relacionar la severidad del mismo con la gravedad de la enfermedad, pues en general no tienen relación alguna. Dolores leves pueden tratarse de patologías peligrosas o dolores severos pueden tratarse de patologías leves.

Una vez comience el cuadro del dolor, es recomendable que el paciente descarte que se trate de algún trauma reciente que haya presentado, o alguna lesión en piel que pueda tratarse ambulatoriamente y expliquen el dolor. Si no es ninguno de estos casos, el paciente debe ingresar a un centro de servicio médico, donde puedan realizarse exámenes de rutina básicos, tales como un electrocardiograma y una radiografía de tórax, por medio de las cuales así no se llegue al diagnostico exacto, es posible descartar aquellas causas que ponen en peligro la vida del paciente; Infarto agudo del miocardio, Tromboembolismo Pulmonar, Disección aórtica.

Debido a que la principal preocupación radica en presentar infarto cardíaco, es importante que las personas conozcan las características de un dolor torácico típico que sugiere infarto agudo de miocardio:

Se trata de un dolor retroesternal opresivo, tipo peso, que puede irradiarse a mandíbula, espalda y miembros superiores, sobretodo brazo izquierdo. Suele presentarse durante el ejercicio, y suele ceder con el reposo. La mayoría de las veces se asocia a sudoración y taquicardia.

Pues bien, estas son las características de un dolor sugestivo de infarto agudo de miocardio, sin embargo, no siempre se manifiesta tan claramente. Además, se deben tener en cuenta factores importantes tales como los antecedentes del paciente. Aquellas personas adultas, diabéticas, hipertensas, dislipidemicas o que tengan antecedente de patología cardíaca, son pacientes con un riesgo muy alto de presentar este tipo de cuadros.

A continuación se presentan las causas más comunes de dolor torácico:

CAUSAS CARDIOVASCULARES :

Infarto Agudo de Miocardio: El infarto de miocardio es el cuadro clínico producido por la muerte de una porción del músculo cardíaco que se produce cuando se obstruye completamente una arteria coronaria. Cuando se produce la obstrucción se suprime el aporte sanguíneo. Si el músculo cardíaco carece de oxígeno durante demasiado tiempo, el tejido de esa zona muere y no se regenera.

El infarto de miocardio se manifiesta con dolores o presión en la zona torácica, sensación de agotamiento, cansancio, mareos y dolor o calambres en el brazo izquierdo. Estos dolores no ceden aunque la persona haga reposo.

Cuando aparecen síntomas de un infarto de miocardio, los pacientes deben llamar a los servicios de emergencia y posteriormente pueden tomar una aspirina (tiene un efecto antiplaquetario que inhibe la formación de coágulos en las arterias).

Angina: El término «angina de pecho» viene del latín «angor pectoris» y significa «estrangulamiento en el pecho». Los pacientes que sufren de angina de pecho a menudo dicen sentir una sensación de asfixia, o presión o ardor en el pecho, pero un episodio de angina no es un ataque cardíaco. El dolor a menudo aparece tras un esfuerzo físico. A diferencia de un ataque al corazón, el músculo cardíaco no sufre un daño permanente y el dolor generalmente desaparece con el reposo.

Valvulopatías: Las valvulopatías son las enfermedades propias de las válvulas del corazón. La función de las válvulas del corazón es abrirse y cerrarse correctamente durante el ciclo cardíaco. Esto permite el paso de la sangre de una cavidad a otra y que pueda avanzar sin retroceder. Las válvulas pueden estropearse por infecciones, por traumatismos, por envejecimiento, etc. Hace años la causa fundamental era la fiebre reumática, una enfermedad infrecuente ahora en los países desarrollados.

En la actualidad, como consecuencia del aumento de la esperanza de vida, han aparecido otras formas de valvulopatía. La más frecuente es la valvulopatía degenerativa en pacientes ancianos, que consiste en el envejecimiento, endurecimiento y calcificación de las válvulas, lo que limita su movilidad y afecta su funcionamiento. Hay que tener en cuenta que las válvulas se abren y se cierran unas 60 veces por minuto, así que una persona de 70 años habrá realizado ese movimiento… ¡más de 2.000 millones de veces!

El diagnóstico más exacto de todas las valvulopatías se hace por eco-cardiograma, una técnica de imagen que puede valorar exactamente qué válvula está enferma, cuál es la causa y la gravedad de la afectación.

Arritmias: Es un trastorno de la frecuencia cardíaca (pulso) o del ritmo cardíaco, como latidos demasiado rápidos (taquicardia), demasiado lentos (bradicardia) o con un patrón irregular.

Una arritmia puede estar presente todo el tiempo o puede ser intermitente. Usted puede o no sentir síntomas cuando la arritmia está presente o puede sólo notarlos cuando usted está más activo. Los síntomas pueden ser muy leves cuando se presentan o pueden ser graves o incluso potencialmente mortales.

Los síntomas comunes abarcan: dolor torácico, desmayos, palpitaciones, mareo. Vértigo, palidez, dificultad para respirar, latidos intermitentes (cambios en el patrón del pulso), sudoración.

Hipertensión Pulmonar: Pulmonar significa dentro de los pulmones, e hipertensión significa presión sanguínea alta. La hipertensión pulmonar es una condición que ocurre cuando las arterias pulmonares (los vasos sanguíneos que llevan la sangre del corazón a los pulmones) se angostan, se bloquean o se dañan de modo tal que no pueden llevar tanta sangre como antes. Esto sobrecarga el corazón que tiene que trabajar más para tratar de forzar el paso de la sangre a través de las arterias. El flujo de la sangre hace que la presión dentro de las arterias angostadas (estenosadas) aumente lo cual ocasiona presión arterial elevada. La hipertensión pulmonar es un problema de salud grave.

La hipertensión pulmonar puede no causar ningún síntoma en sus etapas iniciales. A medida que la enfermedad progresa los síntomas empeoran y pueden incluir:

Sensación de "falta de aire" (dificultad respiratoria) con o sin actividad, fatiga, mareo, dolor o presión en el pecho, latidos del corazón rápidos, hinchazón de los tobillos, piernas o abdomen.

Anemia grave: Las anemias son enfermedades en las que los glóbulos rojos o la hemoglobina (la proteína que transporta oxígeno) presentan valores inferiores a los normales. La anemia puede llegar a causar fatiga, falta de respiración, incapacidad para hacer ejercicio y otros síntomas. El déficit de hierro puede producir sus propios síntomas, como la pica (apetencia de elementos no alimenticios como hielo, tierra o almidón puro), inflamación de la lengua (glositis), cortes en las comisuras de la boca (queilosis) y en las uñas, que se deforman adoptando una forma similar a cucharas (coiloniquia).

Pericarditis: Es una enfermedad causada por la inflamación del pericardio, la cubierta en forma de saco del corazón. Sus principales síntomas son: dolor torácico causado por la inflamación del pericardio al rozar contra el corazón (que usualmente se calma permaneciendo sentado e inclinado hacia adelante), puede irradiarse al cuello, al hombro, a la espalda o al abdomen, aumenta con la respiración profunda y al acostarse en posición horizontal; puede incrementarse con la tos y la deglución.

Aneurisma disecante de Aorta: Los aneurismas son dilataciones o ensanchamientos arteriales circunscritos o localizados que se producen por una debilidad de la pared en la arteria comprometida. Estas lesiones son irreversibles, y generalmente tienen tendencia a aumentar de tamaño. La localización más frecuente es la aorta el aneurisma disecante se produce por la disección o separación en diferentes capas de la pared de la arteria.

Los aneurismas de la aorta en su segmento torácico pueden originar dolor en el pecho, muy similar al producido en la angina de pecho o infarto de miocardio. Si la dilatación es importante puede comprimir estructuras vecinas como la traquea, ocasionando dificultad para respirar y/o comprimir el esófago con dificultad o dolor al deglutir.

Estenosis aórtica: La aorta es la principal arteria que lleva sangre fuera del corazón. Cuando la sangre sale del corazón, fluye a través de la válvula aórtica hacia la aorta. En la estenosis aórtica, la válvula aórtica no se abre completamente, lo cual disminuye el flujo de sangre desde el corazón. Los síntomas de la estenosis aórtica abarcan:

Jadeo con actividad, dolor torácico de tipo angina, tensión, presión, opresión, compresión, el dolor se incrementa con el ejercicio y se alivia con el reposo, dolor debajo del esternón y puede irradiarse a otras áreas, desmayos, debilidad o vértigo con actividad, sensación de percibir los latidos cardíacos

CAUSAS PULMONARES:

Tromboembolismo Pulmonar ( TEP ): Es el resultado de la obstrucción de la circulación arterial pulmonar por un émbolo procedente, en la mayoría de los casos (95%), del sistema venoso profundo de las extremidades inferiores (grandes venas proximales) y en menor frecuencia de las pélvicas. Otros orígenes pueden ser: vena cava, cavidades cardíacas derechas, aurícula izquierda (fibrilación auricular), válvulas cardíacas (endocarditis), ventrículo derecho (necrosis) y miembros superiores. Son poco frecuentes los émbolos formados por tumores, aire, fibrina, liquido amniótico, médula ósea y cuerpos extraños.

El TEP es un problema muy frecuente, e infradiagnosticado, además de muy grave, siendo potencialmente letal. Un 30% son mortales en ausencia de diagnóstico y tratamiento. Probablemente se trata del problema médico grave que más frecuentemente se queda sin diagnosticar. Debemos tener en cuenta que dos tercios de las trombosis venosas profundas (TVP) son clínicamente silentes y el TEP mortal tiene síntomas de TVP en menos de un tercio de los pacientes.

Neumotórax: El neumotórax puede ser espontáneo, más frecuente en hombres y fumadores, o secundario a traumatismos, yatrogenia (punción subclavia o yugular, toracocentesis) o enfermedades pulmonares, en cuyo caso puede sospecharse más fácilmente el diagnóstico. Se presenta como un dolor súbito, agudo, anterior o lateral, que aumenta con el movimiento y la respiración profunda; también aparecen disnea, taquipnea y, sobre todo, respiración superficial y cianosis. Hay percusión timpánica y abolición del murmullo vesicular. Cuando el neumotórax es a tensión o en válvula, el dolor es más intenso, con disnea, cianosis e hipotensión. La radiografía de tórax establece el diagnóstico.

Traqueobronquitis: En ocasiones produce dolor agudo, retrosternal, urente, que se intensifica con la tos y en general se acompaña de fiebre. Dolor de tipo pleurítico La localización más frecuente del dolor pleurítico es la lateral, en las bases pulmonares, a veces anterior o en el hombro del lado correspondiente. Se presenta con carácter agudo, y aumenta con la inspiración profunda, la tos y al mover el tronco o el cuello. Generalmente tiene un comienzo gradual, alcanzando un pico máximo en minutos u horas.

Neumonía: Producida por diferentes microorganismos, es más frecuente en los ancianos, los enfermos con cardiopatías o broncopatías crónicas y en los inmunodeprimidos. Suele cursar con escalofríos, fiebre y tos. En casos extensos o con afectación bilateral aparece taquicardia e intensa cianosis. En la zona neumónica inicialmente hay estertores húmedos y puede haber roce pleural; en los días siguientes se produce una disminución del murmullo vesicular, con submatidez a la percusión, así como leucocitosis con desviación a la izquierda. La radiografía ayuda al diagnóstico.

Pleuritis: Generalmente es vírica. En ocasiones comienza con dolor abdominal y plantea el diagnóstico diferencial con el abdomen agudo. Apenas produce fiebre y se ausculta un roce pleural. La radiografía de tórax puede ser normal o sólo mostrar un ligero derrame o pinzamiento pleural.

CAUSAS DIGESTIVAS:

Espasmo esofágico difuso: El espasmo difuso esofágico (esófago en cuentas de rosario o en sacacorchos) es un trastorno de los movimientos de propulsión (peristaltismo) del esófago causado por un mal funcionamiento de los nervios.

Las contracciones de propulsión normales que mueven los alimentos a través del esófago son reemplazadas de forma periódica por contracciones no propulsivas. En el 30 por ciento de las personas con este trastorno, el esfínter esofágico inferior se abre y se cierra anormalmente.

Los espasmos musculares a lo largo del esófago se perciben típicamente como un dolor en el pecho, detrás del esternón, coincidiendo con una dificultad para tragar líquidos o sólidos. El dolor también se presenta por la noche y puede ser lo suficientemente intenso como para interrumpir el sueño. Los líquidos muy calientes o muy fríos pueden empeorar este síntoma. Al cabo de muchos años, este trastorno puede evolucionar hacia una acalasia.

El espasmo esofágico difuso también puede producir dolor intenso sin dificultad para la deglución. Este dolor, a menudo descrito como dolor opresivo detrás del esternón, puede acompañar al ejercicio o al esfuerzo, haciendo que sea difícil distinguirlo de la angina (dolor en el pecho originado por una enfermedad del corazón).

Rotura de esófago: es una entidad extremadamente grave. El diagnóstico precoz y la adecuada táctica quirúrgica, son indispensables para una evolución exitosa.  En nuestro medio continúa siendo una patología de baja incidencia con alto índice de diagnóstico tardío y elevada mortalidad.

Produce un dolor que en ocasiones puede irradiar al hombro izquierdo, haciendo que los médicos confundan una perforación del esófago con un infarto de miocardio

Reflujo Esofágico: El reflujo gastroesofagico es una enfermedad multifactorial que produce síntomas, incapacidad y daño orgánico importante al esófago, pulmón, bronquios, faringe, dientes y al estado nutricional. La causa fundamental es la incompetencia del esfínter esofágico inferior, que permiten el paso anormal de las secreciones digestivas altas al esófago.  Estudios recientes demuestran que cerca del  10 al 20% de la población padece enfermedad por reflujo gastroesofagico (ERGE) severo

Los síntomas incluyen agruras, regurgitación, dolor abdominal o torácico, dificultad al tragar, distensión abdominal, meteorismo y flatulencia (Gases),  nausea y vómito y produce diversas enfermedades como asma y neumonías recurrentes y faringitis crónica, disminuyendo la calidad de vida.   Los síntomas son causados  por aumento de  la exposición de la mucosa del esófago a las secreciones digestivas altas como el ácido clorhídrico  o la bilis.

CAUSA NEUROMUSCULARES:

Herpes Zoster: Llamado culebrilla, es una infección causada por el mismo virus que causa la varicela (virus de la varicella zoster, perteneciente a la familia de los virus herpes). No puedes desarrollar la culebrilla sin haber padecido previamente, la infección con el virus de la varicela (generalmente en la niñez). La culebrilla puede aparecer en personas que tienen su sistema inmunológico debilitado, las cuales incluyen a aquellas que viven con el VIH y las mayores de 60 años de edad (especialmente, con diabetes, cáncer, u otras enfermedades que pueden bajar las defensas).

Los primeros signos de la culebrilla son fiebre, escalofríos, fatiga, dolor de cabeza y malestar estomacal, lo cual puede confundir a la gente, creyendo que están con una gripe. Estos síntomas habitualmente están acompañados de una sensación de hormigueo, adormecimiento o dolor en un lado del cuerpo o de la cara. Muchas personas describen el dolor como una quemazón, pulsaciones y un dolor punzante, con puntadas agudas e intermitentes de mucho dolor. Algunas personas experimentan una picazón severa o molestias más que un verdadero dolor.

Costo condritis ( Síndrome De Tietze ): es la inflamación de una articulación esterno-costal o una articulación costo-condral. Uno de sus síntomas es un dolor torácico algo corto y poco agudo, el cual se irradia sobre los brazos, puede en algunos casos causa disnea en consecuencia algo de mareo, pues afecta los músculos respiratorios. Puede causarse por el estrés, un mal ejercicio del cuerpo, un golpe, una infección de orden viral o cualquiera de ellas en combinación.

Tumor óseo: es una proliferación anormal de células dentro de un hueso y puede ser no canceroso (benigno) o canceroso (maligno). Los síntomas pueden ser: dolor óseo que puede empeorar en la noche, ocasionalmente se puede sentir una masa e inflamación en el lugar del tumor.

CAUSAS EMOCIONALES:

Ansiedad: La ansiedad es la más común y universal de las emociones. Reacción de tensión sin causa aparente, más difusa y menos focalizada que los miedos y las fobias. La reacción emocional ante un peligro o amenaza se manifiesta mediante un conjunto de respuestas tanto fisiológicas, cognitivas y conductuales.

Sus sintomas son: inseguridad, miedo o temor, dificultad de concentración, hperactividad, paralización motora, Palpitaciones, pulso rápido, tensión arterial alta, accesos de calor, Etc.

Depresión: La depresión es un síndrome o agrupación de síntomas en el que predominan los síntomas afectivos (tristeza patológica, decaimiento, irritabilidad, sensación subjetiva de malestar e impotencia frente a las exigencias de la vida) aunque, en mayor o menor grado, también están presentes síntomas de tipo cognitivo, volitivo o incluso somático, por lo que podría hablarse de una afectación global de la vida psíquica, haciendo especial énfasis en la esfera afectiva. La base para distinguir estos cambios patológicos de cambios ordinarios, viene dada por la persistencia de la clínica, su gravedad, la presencia de otros síntomas y el grado de deterioro funcional y social que lo acompaña.

Conclusión:

Como es evidente, el espectro diagnostico del dolor torácico es muy amplio, se requiere de una información detallada de las características del mismo asociados a ayuda médica y pruebas diagnosticas especializadas para resolver que lo está causando. Nunca se debe pasar desapercibido un dolor de este tipo, pues así como puede ser algo pasajero, puede ser un peligro para la vida del paciente.

Comentarios 

 
-1 #4 nelson 19-04-2012 12:16
hola mi novia tiene 22 años y siente mareos dolor de cabeza presion en el pecho y le cuesta respirar que podria ser?
Citar
 
 
0 #3 lhandy 03-04-2012 08:19
:-x :-x hola me duele el brazo la pierna el pecho la nuca la cara pero solo el lado izquierdo no se k sera estoy asustada porfavor si alguien sabe k puede ser espero respuesta grasias
Citar
 
 
0 #2 silvana 07-02-2012 03:50
hola tengo mucho dolor en brazo y pierna isquierna y ela espalda y pecho isquierdo...........q ago no puedo dormir
Citar
 
 
+1 #1 lucrecia 01-03-2011 20:01
Mi esposo tiene 58 años, sufre de apnea obstructiva del sueño e hipertension arterial. El año pasado tuvo un episodio de condritis. Ahora se queja de una sensacion permanente de opresion y ahogo, la molestia es en el esternon al lado derecho del torax. Hoy siente mareo. Mi pregunta es puede ser un nuevo episodio de condritis?
Citar
 

Boletin Portapaz

Registre su correo y reciba boletines periódicos con las novedades de este portal.

Mas articulos ...

Usted esta aqui: Respuestas Temas Médicos A veces siento dolor en el pecho, ¿que debo hacer?