Spanish English
Idiomas

Portapaz

sonrisa triste

Lo que muchas personas quieren saber ...

Respuestas a preguntas que muchos no hacen y que mortifican, producen ansiedad, causan estrés, deterioran relaciones interpersonales y calidad de vida

gente alegre

Mi caso y como lo resolví ...

Casos reales, de enfermedades o situaciones, resueltas positivamente, que pueden ser una guía que calme la ansiedad inicial del impacto al conocerse la situación que los aqueja.

Me ligaron las trompas; y no lo recomiendo.

E-mail
Buenos días a todos: Quiero dar mi testimonio sobre la salpingoclasia, que es la ligadura de trompas. Esto con el fin de enriquecer la clase de métodos anticonceptivos y al mismo tiempo hacer saber a los lectores lo terrible que es alterar el funcionamiento natural de nuestro cuerpo. Si a través de esta lectura, tan solo una mujer se abstiene de practicarse esta operación, me sentiré satisfecha de haber contribuido en algo.

Soy una mujer casada, hace muchos años, tal vez veinte, use por primera vez el dispositivo intrauterino. Cuando me lo colocó el médico, me dijo: "este es un cuerpo extraño y trabajará como tal", eso fue todo lo que mencionó, yo era muy joven y tampoco hice más preguntas, en realidad lo único que me interesaba en ese momento era ya no tener más hijos.

Con el paso del tiempo me fui dando cuenta que desde el momento de la colocación de la "T" de cobre, mi organismo estuvo sufriendo varias alteraciones. Comencé a sangrar de una manera muy abundante, de modo que un paquete de toallas sanitarias solo me duraba un día. Por las noches tenía que levantarme varias veces al baño y al día siguiente invariablemente las sabanas de mi cama estaban manchadas.  Estas hemorragias duraban alrededor de 3 días, aunque mi periodo menstrual aumento a ocho días. Después de mi periodo menstrual, me sentía muy débil y pasaban varios días hasta que me sentía totalmente recuperada y al siguiente mes lo mismo.

Comencé a tener la curiosidad de saber cómo funcionaba realmente el dispositivo y acudí a un médico general de mucha confianza, pidiéndole que me informara: Él, de una manera sencilla me dijo: "El dispositivo intrauterino tiene enredados unos alambritos de cobre, ese cobre se oxida con la humedad de la matriz. Obviamente eso causa que tu matriz esté "sucia" y no pueda albergar a ningún ovulo fecundado. La fecundación no ocurre siempre en la matriz, sino en las trompas durante el transcurso del ovulo hacia tu útero, por ello, en muchas ocasiones hay un embarazo antes de que el ovulo llegue a tu matriz. Cuando el ovulo fecundado llega ahí, la "suciedad" producida por el oxido del cobre, no permite que se anide y el nuevo bebe, es enviado directamente al exterior. Esto sucede en promedio cada tres meses, sin embargo varía en cada mujer. Pero esas hemorragias que sufres es debido a ese cuerpo extraño que tienes dentro de ti y que tu cuerpo está esforzándose por eliminar, además de impedir cualquier progreso de embarazo que pudiera darse por las razones que ya te explique".

Al escuchar esta sencilla explicación, decidí quitarme de inmediato el dispositivo.

Un tiempo después, utilizando otros métodos anticonceptivos, me vi afectada en mi sistema nervioso, porque las pastillas anticonceptivas que tomaba me hacían daño, busque una y otra forma de cuidarme para no tener más hijos, sin entender que era incorrecto lo que hacía. En fin, todas las formas de anticoncepción que usaba, me afectaban de una y otra forma.  Sin encontrar otra salida (al menos en ese momento, así lo creí) decidí ligar mis trompas para evitar definitivamente más embarazos.

Confieso que no quería hacerlo pues siempre he sentido que cualquier operación es una especie de "violación" al cuerpo, sin embargo, no quería perder mi trabajo y sentía que no tenía capacidad de cuidar más niños, pues ya tenía 4 hijos vivos y dos que habían muerto antes de nacer. Los consejos de mi esposo y mi egoísmo superaron cualquier pensamiento humilde que pudiera aparecer y decidí acudir al seguro social para que me operaran mis trompas.

Una vez operada, me sentía yo feliz, porque ya no tenía que cuidarme de ninguna manera y creía que podría continuar mi vida felizmente, sin embargo, no fue así. Algún tiempo después sentía remordimientos por haberle impedido a mi organismo que siguiera funcionando de la manera correcta en que lo había venido haciendo durante 35 años, pensaba que me había traicionado a mi misma al dañar órganos que me habían dado  hijos saludables y embarazos tranquilos. Pero como ya no podía dar marcha atrás, continúe mi vida.  Poco a poco me di cuenta del error cometido, mi organismo comenzó a fallar, mis periodos no mejoraron, sino que empeoraron, las hemorragias continuaron y las infecciones vaginales, que hasta entonces no conocía, comenzaron a aparecer muy frecuentemente.  Mi carácter cambio, me volví agresiva y triste.  Estaba tan arrepentida de lo que había hecho que cuando tenía oportunidad aconsejaba a otras mujeres que no hicieran lo mismo.

Pero ahí no pararon las consecuencias. Durante mucho tiempo tuve que asistir continuamente al ginecólogo por presentar alteraciones en el sangrado y dolores muy fuertes en mi menstruación, la cual se había convertido en hemorragias severas y arrojaba muy a menudo impresionantes coágulos de sangre.

Finalmente, el ginecólogo me mando a hacer un ultrasonido y encontramos que tenía mi matriz llena de quistes y era inminente una operación. Dos años después de haberme ligado, tuve que operarme nuevamente, esta vez para extirparme la matriz. La operación es muy, muy dolorosa,  cuesta mucho esfuerzo recuperarse. Al extirparme la matriz, también me sacaron un ovario, lo cual se hace por rutina, desconozco la verdadera razón de esto, pero al perder mi matriz y un ovario tuve una alteración en el equilibrio hormonal que afectó muchos aspectos de mi vida, personalmente reconozco que soy una persona triste, sufro depresiones continuamente, mi piel se ha deteriorado, poniéndose seca y manchada, hay resequedad vaginal persistente que ocasiona muchas molestias y que si no es atendida, termina en una infección, me he vuelto irritante, mis hijos se quejan de que soy muy corajuda, en fin, esto es parte de mi vida. Si yo tuviera que decidir nuevamente sobre estos aspectos de mi vida, optaría por tener una vida sexual sana y responsable y no por evitar embarazos a costa de mi propia salud.

Ahora que me llegan sus clases reafirmo que he cometido graves errores, pero doy testimonio de ello para que otras mujeres se miren en mi espejo y no cometan los mismos errores. Gracias por esta oportunidad. Martha. México.

( tomado de http://http://www.anael.org/sexo/dispositivos_test.htm )

Comentarios 

 
0 #3 carolina 25-11-2012 20:30
opino lo mismo ami me esxtirparon las tronpas sin explicarme mucho que cambios ocurririan pero noes lo mismo al aser el amor odio averme operado en vez de ser responsable pero no me culpo yo culpo ala mierda de salud publica chilena .
Citar
 
 
-1 #2 carlos 11-05-2012 21:26
yo creo que te hicieron mal la ligadura, conozco a varias mujeres que se hicieron la ligadura y viven su vida sin problemas
Citar
 
 
+3 #1 monica serrato 04-07-2011 22:20
:-| es muy triste escuchar eso y despues de saber que yo misma tambien decidi operarme despues de 4 embarazos por cesarea ,sabes yo no he pasado por nada de eso que a ti te pasa gracias a dios y ojala y no ocurrra mas delante ....en octube boy a cumplir 2 anos con la ligadura de trompas y lo que ahora estoy planeando es un papanicolao que por cierto ya me estoy tardando.te deceo suerte bye.
Citar
 

Boletin Portapaz

Registre su correo y reciba boletines periódicos con las novedades de este portal.
Usted esta aqui: Casos resueltos Casos Médicos Me ligaron las trompas; y no lo recomiendo.