Spanish English
Idiomas

Portapaz

Sospecho que soy ninfómana, ¿que hago?

E-mail

Le invito a que cuidadosa y tranquilamente se autoevalúe, para determinar si su conducta realmente corresponde a la ninfomanía, en tanto que los deseos sexuales son usuales en una mujer, como parte de su naturaleza, sin que necesariamente

correspondan a una psicopatología. Es necesario que analice las características, frecuencia e intensidad de los impulsos sexuales que experimenta y si esta en posibilidad de auto dirigir su conducta para canalizar sus deseos con la persona y bajo circunstancias deseables y seguras.

 

El deseo sexual en la mujer está asociado a su dimensión afectiva emocional, es así que generalmente se desencadena ante la presencia de la persona amada y bajo las circunstancias de ternura y pasión que se generan con él o al recordar incluso esos momentos vividos. También esta relacionado al ciclo de ovulación; muchas veces el deseo se intensifica antes de la presentación del ciclo menstrual y durante la ovulación se experimenta un gran deseo sexual. Situaciones que son normales en toda mujer una vez se han iniciado las relaciones sexuales, aunque tiene a aumentarse entre los 20 a 45 años y luego empieza a declinar con el inicio de la menopausia, siendo algo diferente en cada mujer.

Un aspecto que puede incidir de manera importante tanto en la aparición de los deseos sexuales, como de la frecuencia y circunstancias que rodean la relación sexual, tiene que ver con la calidad de relación de pareja y con el tipo de actividades a las que se dedica la persona, ya que hay actividades que facilitan la presentación del deseo y el culminar en relaciones sexuales. Generalmente aquellos lugares donde es frecuente, es durante reuniones sociales, el licor o la drogas.

Profundizando en el tema

Se dice que una mujer es ninfómana cuando experimenta un gran apetito sexual al punto que es más importante que cualquier otra actividad. Esta asociado en algunos casos, a alteraciones fisiológicas, aunque generalmente su origen es psicológico. La ninfomanía se caracteriza por un deseo sexual incontrolable que la persona quiere satisfacer sin medir las consecuencias, independientemente del número de orgasmos que ya ha logrado y del placer que ello conlleva, el deseo sexual no logra desaparecer y la mujer siente que no puede controlar la situación.

La ninfomanía, es más que una alteración sexual, es un problema psiquiátrico, en tanto constituye un comportamiento compulsivo, es decir que la mujer siente intensos e incontrolables deseos sexuales, por lo que se convierte en víctima de actividades irracionales y contraproducentes.

La ninfomanía puede estar asociada al alcoholismo y a la drogadicción que agravan la situación debido a que la mujer en esta condición tiene muchas menos posibilidad de lograr algún nivel de control tanto de sus deseos como de las circunstancias en las que establece relaciones sexuales, es decir el lugar, la hora y las personas con las que resulte involucrada, situándola en una condición de riesgo para contraer enfermedades de transmisión sexual y SIDA o exponerla al peligro de ser violentada. La ninfomanía entonces, tiene dos componentes importantes, uno fisiológico y otro psíquico. Desde el componente fisiológico internamente se desencadenan sensaciones de excitación vaginal con irradiación en zonas erógenas que generalmente desencadenan pensamientos asociados a la sexualidad e incluso fantasías que pueden conducir a la mujer a que sin haberlo planeado participe en orgías, en intercambio de parejas, en troilismo (tres participantes en la relación sexual) e incluso en relaciones sexuales con el mismo sexo.

Comprensión sin actuación

Usted puede estar tranquila si su comportamiento corresponde a una situación natural, relativamente frecuente según las claves y códigos sexuales que haya establecido con su pareja y los practica únicamente con su pareja y aunque suele presentar intensos deseos, logra auto dirigirlos y canalizarlos bajo circunstancias ideales y seguras.

Comprensión con actuación

Presenta deseos incontrolables de mantener relaciones sexuales incluso varias veces al día y todas las semanas y no mide las consecuencias de la situación al punto de llegar a involucrarse con personas y situaciones que usted no había planeado, no puede dejar de pensar en ello e incluso se desinhibe aún más con la ingesta de drogas o de alcohol y fiestas a las que usted busca no faltar, incluso llega al punto de ir a buscar personas para lograr satisfacer sus deseos sexuales, definitivamente es ninfómana.

Para iniciar un proceso de autocontrol de la situación, es muy importante que:

  • Practique algún deporte que implique mayor acción y movimiento, esto le permitirá encausar energía física que favorecerá el equilibrio corporal y desazogar los impulsos sexuales.

  • Trate de controlar los pensamientos que presenta cuando experimenta el deseo sexual, inmediatamente reemplace esos pensamientos por otros no relacionados y inicie la realización de ejercicio físico si le es posible en ese momento.

  • Vincúlese a actividades académicas o laborales que le implique estar en comunidad y que sean exigentes física y mentalmente.

  • En lo posible trate de establecer una relación de pareja estable con quien tendrá la confianza para lograr organizar su conducta sexual.

  • ACUDA EN BUSCA DE AYUDA PSICOLÓGICA, ALLÍ SE LE ENSEÑARÁ A AUTONCONTROLRSE Y REAORGANIZAR SU CONDUCTA.

Alternativas de acción externas

Orientación psicológica: Acuda cuando

* Le es imposible controlar la situación

* Le genera intranquilidad a pesar de conocer sobre el tema y la conducta esta interfiriendo seriamente con sus actividades laborales, familiares y sociales.

* Conoce sobre el tema pero, no logra auto controlarse.

La atención psicológica implica total confidencialidad, el respeto por el sistema de valores y de creencias. La orientación se realiza dentro de la ética profesional y las decisiones que se tomen están centradas en las personas que son atendidas. En todo caso, dependerá de las características particulares del contexto y de la persona, de sus expectativas y de su sistema de creencias. Usted puede decidir en conjunto con su compañero, si lo tiene,  si prefieren asesoría cara a cara o virtual y si prefiere ser atendido por un psicólogo o por una psicóloga. Asegúrese de consultar con un profesional con experiencia en el tema y que cuente con equilibrio psicológico.

Orientación espiritual:

El apoyo espiritual es una alternativa que le puede ayudar a cubrir los vacios que experimenta. Puede hacer parte de la asesoría psicológica o puede ser independiente de ella de acuerdo con su sistema de creencias.

Le sugerimos que se asegure de asesorarse de una persona equilibrada espiritual y psicológicamente.

Comentarios 

 
-1 #1 amiga 24-09-2010 19:02
Tenia nis sospechas que yo era ninfómana y con pura disiplina de gimnacio pude alejar mis demonios y me regularice en mi apetito sexual. se lo aconsejo. :-)
Citar
 
Usted esta aqui: Inicio