Spanish English
Idiomas

Portapaz

Encontré a mi hijo masturbándose con un amigo ¿que hago?

Tranquilícese, no se apresure para actuar, no se escandalice ni de rienda suelta a su imaginación. Si es posible hable con su esposo(a) y pónganse de acuerdo antes de conversar con su hijo.

Usted puede encontrar varias reacciones que debe considerar antes de tratar el asunto y debe estar preparado(a) para afrontar alguna de varias respuestas posibles.

Asegúrese de hablar con él en privacidad, con un tono de voz normal, tranquilamente y sin juzgar o descalificar, cuide las expresiones verbales. Puede empezar expresándole que le parece muy importante que puedan hablar para aclarar la situación, de manera que no se vaya a afectar la comunicación y la convivencia.

Profundizando en el tema

La masturbación es un acto natural en el ser humano y esta asociada a los cambios hormonales propios de la edad. Es un acto individual y privado de una persona que puede tener por lo menos tres fuentes de origen: por una respuesta fisiológica espontánea asociada a los cambios hormonales propios de la especie humana, por observar imágenes de video, fotografía o escenas reales que provoquen deseo y respuestas fisiológicas naturales o por recordar situaciones vividas u observadas tan significativas que conducen a respuestas fisiológicas.

La masturbación incluye al pensamiento, la fisiología y la actividad física que conducen a la auto estimulación para compensar la necesidad de satisfacerse con el fin de alcanzar bienestar físico, fisiológico o afectivo emocional. De manera que la fantasía, es decir la imaginación de escenas vistas o de episodios vividos o deseados aumentados por ideales, aumentan la aceleración del ritmo cardíaco, del ritmo respiratorio, de los movimientos pélvicos y demás sintomas que lo caracterizan. Tanto la fantasía como la masturbación son comunes en los jóvenes, pero en los hombres la fantasía esta más asociada a la masturbación.

La masturbación es practicada por muchas personas, pero como corresponde a la esfera de lo privado casi nadie se atreve a hablar de ello, por lo menos no con los padres. Los hombres inician la masturbación a edades tempranas, porque tienen mayor posibilidad de aprender actividades de masturbación entre sus compañeros debido al tipo de interacciones y a su mayor facilidad para desinhibirse frente a otros. Al parecer los adolescentes hombres se masturban con un promedio de 2,5 veces a la semana y algunos de a cuatro a siete veces, lo cual tiende a disminuir a medida que entra en la edad adulta, aunque no desaparece en muchos que incluso la practican hasta la tercera edad y tienden a masturbarse con menos frecuencia en la medida que pasa el tiempo.

Los adolescentes pueden presentar masturbación en grupo como parte de una práctica de aprendizaje, con la intención de aprender a auto estimularse y para iniciarse o mejorar las relaciones sexuales.

La masturbación entre iguales puede conducir a relaciones homosexuales o hacer parte de ella aunque no necesariamente. La homosexualidad es una actividad erótico –sexual en la que participan miembros del mismo sexo y puede incluir masturbación mutua con atracción hacia la otra persona o sin ella.

La masturbación puede tener consecuencias negativas cuando la persona se excede en su práctica, cuando la realiza en lugares inadecuados, en público, cuando la hace con objetos que le pueden dañar física y psicológicamente. Si se le práctica con una frecuencia alta causa dependencia hacia la autoestimulación al punto que se la llegue a preferir a estar con sus amigos, a realizar las actividades escolares u otras actividades propias de la edad o la prefiere antes que estar con una pareja o que incluso por la frecuencia con la que se realiza interfiera con la relación de pareja al no experimentarse en pareja la intensidad que se logra en la masturbación.

Pero, no todo mundo practica la masturbación o continúa practicándola. Si la persona no desea continuar con ello pero no logra controlarlo, puede acudir a un profesional en psicología, en todo caso allí, entran en juego la concepción sobre la sexualidad, su corporeidad, el autoconcepto, su sistema de valores y de creencias.

Alternativas de acción según el caso:

Comprensión sin actuación: Si la situación observada no va en contra de sus principios, valores y no experimenta sentimientos contradictorios por la situación y a usted le parece normal y propia de los jóvenes.

Comprensión con actuación:

Es conveniente que genere un clima de tranquilidad y naturalidad y que se asegure que usted realmente tiene las cosas claras y no generará conflicto en la relación con su hijo ya que esto dificultaría la posibilidad de ayuda en caso de ser necesaria.

Recurra al diálogo para aclarar la situación, aunque le parece normal que se presente la masturbación como parte del aprendizaje, prefiere asegurarse de encausar la conducta de su hijo y asegurarse de que las cosas queden claras en cuanto a la naturalidad de la situación, que él sepa los pros y los contras de la práctica de la masturbación. Es importante establecer el origen y motivación de la práctica de la masturbación con un amigo, de manera que pueda determinar si se trata de un aprendizaje más o se trata de relaciones homosexuales y puedan llegar a acuerdos.

Cuando converse con él es prudente que cada uno exprese los pensamientos y sentimientos al respecto y que lleguen a acuerdos respecto a la privacidad, respeto por el otro, pulcritud, lugar e incluso el tiempo de hacerlo y ofrecer apoyo profesional si es el caso y el deseo de la persona de manera que no se vaya a causar daño físico ni psicológico.

Si usted no experimenta sentimientos contradictorios por la situación, además podría en acuerdo con su hijo revisar las actividades diferentes a las que dedica su tiempo, permitirle que elija y se vincule a clubes de lectura, deporte, sociales, espirituales y quizás acompañarlo usted u otro miembro de su familia o amigos en los que confíe a disfrutarlas, de modo que su hijo invierta más tiempo en la interacción con otros y menos en actividades de autoestimulación.

Si se trata de una conducta de homosexualidad será necesario que conversen en familia sobre la posibilidad de apoyo profesional.

Atención psicológica:

* Si usted no esta seguro o segura de cómo abordar la situación

* Le genera intranquilidad a pesar de conocer sobre el tema

* Conoce sobre el tema pero quiere asegurarse que su hijo tenga las cosas claras.

* Se ha enterado que su hijo utiliza productos o que los usa de manera inadecuada o que le puedan causar lesiones.

* La frecuencia de la masturbación en su hijo es tan alta que disminuye sus interacciones sociales, familiares y descuida sus responsabilidades o esta interfiriendo en la dinámica familiar.

La atención psicológica implica total confidencialidad, el respeto por el sistema de valores y de creencias. La orientación se realiza dentro de la ética profesional y las decisiones que se tomen están centradas en las personas que son atendidas. Un aspecto muy importante es que el joven este en disposición de recibir apoyo. En toso caso, dependerá de las características particulares del contexto y de la persona, de sus expectativas y de su sistema de creencias. Usted puede decidir en conjunto con su hijo si prefieren asesoría cara a cara o virtual y si prefiere ser atendido por un psicólogo o por una psicóloga. Asegúrese de consultar con un profesional con experiencia en el tema y que cuente con equilibrio psicológico.

Orientación espiritual:

Es posible que su hijo necesite otra clase de afecto, que necesite cubrir una necesidad espiritual, que puede hacer parte de la asesoría psicológica o puede ser independiente de ella de acuerdo con el sistema de creencias y de valores de su hijo, de usted y de su familia. Le sugerimos que se asegure de asesorarse de una persona equilibrada espiritual y psicológicamente.

En este sitio encontrará profesionales idóneas que puedan orientarlos en caso de requerir ayuda profesional.


Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Usted esta aqui: Inicio